In Noticias

Este tiempo en casa justifica a muchos pacientes de auxiliares auditivos para no usar los equipos y es que en ocasiones dicen: “Estoy en casa, escucho mejor que en sitios públicos”, nosotros siempre respondemos con la base científica de que nuestra audición no se toma recesos, es un sentido que siempre está activo, por lo que no debe dejar de usarse, sino para bañarse y dormir.

La pérdida de audición puede afectar a varios niveles emocionales y físicos. Después de haberse realizado diferentes estudios en Universidades prestigiosas, se ha comprobado que esta falta de audición puede afectar muy negativamente a las personas mayores, haciendo que se sientan más solas e incomprendidas, y por lo tanto, caigan en depresión.

La depresión en ancianos es un grave problema, puesto que les merma en su capacidad de sentirse útiles, algo que poco a poco también se va viendo influenciado en su salud física. Cuando una persona no se siente escuchada o poco comprendida, al final puede caer en este estado de poca energía y se vuelve depresiva.

De igual manera ocurre con el Alzhéimer, una enfermedad que necesita una rutina y una serie de actividades para que se pueda prevenir o al menos, para que no llegue a expandirse tanto, y uno de los principales problemas de esto, es que si la persona no puede activar su cerebro por medio de la audición, estará perdiendo unas grandes posibilidades de seguir con su aprendizaje y su rutina que le hará combatir contra esta amarga enfermedad.

¿Cómo ayudan los audífonos contra la depresión y el Alzhéimer?

Cuando finalizó el periodo de experimentación, se entrevistó a cada una de las personas y se comprobó que aquellas que habían tenido un audífono se las encontraba más felices, con menos síntomas depresivos que como habían empezado, mientras que el resto, seguían en la misma línea o incluso habían llegado a empeorar sus síntomas.

Una vez estudiado esto, se les hizo llevar al primer grupo audífonos también y se comprobó que efectivamente, al paso de un par de meses, estas personas empezaban a mejorar y a sentirse con más vitalidad y más comprendidas que cuando no las llevaban.

Muy similar fue el estudio realizado con el Alzhéimer, una enfermedad que como bien se puede saber, es degenerativa, es decir que poco a poco va mermando las facultades de la persona que la sufre, sin embargo, existen multitud de estudios en los que se puede comprobar que, si se ayuda a realizar un entrenamiento mental y físico a estas personas, pueden conseguir que la enfermedad no aparezca o no presente sus síntomas tan pronto.

Cuando se usa en dichas personas un audífono lo que se busca es que tengan este tipo de estímulos del exterior, puedan escuchar las voces de las personas que se encuentran a su alrededor, volver a escuchar música de una manera más clara o incluso escuchar audiolibros que le ayudarán a activar las neuronas de su cabeza con el fin de combatir con más fuerza esta terrible enfermedad.

Fuente: https://www.nuevatribuna.es/articulo/varios/usar-audifonos-reduce-riesgo-alzheimer-depresion-caidas/20200124113553170398.html