0
0
0
s2smodern

Desde 2009, se celebra el 17 de noviembre el día del prematuro. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como prematuro a aquel recién nacido antes de las 37 semanas de embarazo cumplidas (259 días).

La prematuridad hace que el niño haya tenido menos tiempo para desarrollarse y madurar dentro del útero materno, y por ende, tiene mayor riesgo de problemas médicos al nacer.

Uno de los riesgos que encontramos son los problemas auditivos.

Los bebés de menos de 1.500 gramos al nacimiento tienen mayor riesgo de padecer diversos grados de sordera, se consideran múltiples factores como causantes de la sordera, entre los que podemos mencionar: la inmadurez, que impide el desarrollo normal y la maduración del sistema auditivo y sus conexiones nerviosas., los medicamentos ototóxicos y las otitis u otras infecciones.

A todo niño prematuro debe evaluársele la audición de manera precoz, para poder iniciar el tratamiento y la estimulación temprana, lo que permitirá al niño escuchar al lenguaje oral y desarrollar sus capacidades de comunicación.

El diagnóstico y tratamiento precoz, antes del año de vida, mejora enormemente las posibilidades de rehabilitación.

Existen varias pruebas que permiten saber si un bebé posee disminución de la audición:

Los potenciales evocados cerebrales tradicionales.

Los potenciales auditivos automatizados de tronco cerebral.

Las otoemisiones acústicas, entre otros.

La detección a tiempo de la sordera infantil es vital para el correcto desarrollo físico, emocional, social y cerebral del pequeño.

En los niños diagnosticados con hipoacusia, se deben utilizar las prótesis auditivas o los implantes cocleares cuanto antes. De esta forma, los niños tendrán la posibilidad de desarrollar el lenguaje oral. Se pueden colocar unos audífonos desde los 3 meses de edad, y actualmente existe alta tecnología en prótesis auditivas que permite la adecuación de los estímulos auditivos con el mejor confort y alta definición.

Esperar es un craso error, el diagnóstico y atención temprana debe ser la premisa.

Si su hijo ha sido prematuro evalúe su audición, sin demora.

Lic Meredyth Barrios

Fonoaudiologa

Terapista de Lenguaje

0
0
0
s2smodern