0
0
0
s2smodern

¿Qué es la Terapia Auditivo Verbal?


La terapia auditivo verbal es la aplicación de una serie de estrategias, condiciones y procedimientos que promueven una adquisición óptima del lenguaje hablado a través de la audición. Es una intervención de carácter temprana debido a que la enseñanza comienza tan pronto el niño o el adulto es diagnosticado con deficiencia auditiva. A través de esta técnica el paciente hipoacúsico aprende a desarrollar la audición, a través de la amplificación de la audición residual mediante dispositivos auditivos como los auxiliares de ayuda auditiva convencionales o por la estimulación eléctrica mediante implante coclear.

Es una “forma de vida “para ser practicada diariamente, pues la filosofía de la terapia auditivo verbal apoya el derecho que tienen los niños y adultos, con cualquier grado de pérdida auditiva, a que se les dé la oportunidad de desarrollar la habilidad de escuchar y usar la comunicación verbal con su propia familia y la comunidad.

El enfoque terapéutico que hoy conocemos como Terapia Auditivo Verbal nace en Europa, con el Método Acústico de Urbantschitsch de Viena de principios del siglo XX. En la década de los 20 es llevado a los Estados Unidos por el Dr. Max Goldstein (1939) quien define su Método Acústico como la estimulación del mecanismo de la audición y los sentidos asociados mediante la educación a través del sonido.

El objetivo de la aplicación de la Terapia Auditivo-Verbal es que los pacientes con problemas de audición crezcan en ambientes de vida y de aprendizaje regulares que les permitan lograr su independencia, su actitud participativa y su contribución como ciudadanos integrados.

Por lo tanto, en vista de que es una práctica diaria, la terapia auditivo-verbal es una experiencia que principalmente está centrada en la familia, debido a que tiene el propósito de enseñar los principios auditivo-verbales a los padres y familiares de los pacientes hipoacúsicos, lo cual implica un correcto seguimiento y apoyo por parte de la misma, por lo que su papel es absolutamente fundamental en el desarrollo de los individuos usuarios de auxiliares auditivos o implantes cocleares.


¿Por qué hacer terapia auditiva?

Es bien sabido que el uso de los dispositivos de amplificación auditiva como los auxiliares o el implante coclear, causan notable beneficio tanto en la audición del paciente que ha sido diagnosticado con algún grado de dificultad auditiva, como en su calidad de vida emocional, laboral, educativa y personal. Sin embargo, así como explicamos en nuestra consulta audioprotésica, que el cerebro se desacostumbra a escuchar ciertos sonidos a medida que la hipoacusia va avanzando, de la misma manera ocurre con el reconocimiento o comprensión del habla, es decir, esa capacidad que tenemos para poder entender las palabras se va deteriorando mientras no exista la estimulación necesaria para poder procesar las palabras y poder entenderlas. Es por esto que, a pesar de que el paciente haga uso de auxiliares auditivos, se hace indispensable que reciba algunas sesiones de terapia auditiva para recuperar esa capacidad que se ha ido reduciendo junto con la audición, y con más razón se hará necesaria la terapia auditiva verbal, si ya se ha demostrado mediante la audiometría vocal, que el paciente presenta dificultades para entender la conversación.

Entonces, será así, como el cerebro, al irse adaptando a la nueva estimulación del auxiliar auditivo, al mismo tiempo se ira “re-habilitando” (en el caso de los adultos) o “habilitando” (en el caso de los pacientes pediátricos) al lenguaje oral y a las habilidades de comprensión auditiva, a través de técnicas específicas donde el sonido será el protagonista, para que la percepción y la comprensión del lenguaje utilicen como única vía la “audición” a través de los dispositivos de ayuda auditiva.


Principios de la Terapia Auditivo Verbal

1. Detectar la deficiencia auditiva lo más tempranamente posible a través de programas de screening, idealmente neonatal, y a lo largo de toda la infancia.

2. Ejercer la gestión médica y audiológica de forma enérgica e inmediata, incluyendo la selección, modificación y mantenimiento de los audífonos, implantes cocleares u otros dispositivos de ayuda auditiva apropiados.

3. Guiar, aconsejar y apoyar a los padres y cuidadores como los modelos primarios del lenguaje hablado a través de la audición y ayudarlos a comprender el impacto de la hipoacusia y la sordera (deficiencia auditiva) en la familia entera.

4. Ayudar a los niños a integrar la audición en el desarrollo de sus habilidades de comunicación y sociales.

5. Apoyar el desarrollo auditivo-verbal de los niños a través de la enseñanza individual.

6. Ayudar a los niños a “monitorear” su propia voz y las voces de los demás en función de aumentar la inteligibilidad de su lenguaje hablado.

7. Usar patrones del desarrollo de la audición, lenguaje, habla y cognición para estimular la comunicación natural.

8. Considerar y evaluar continuamente el desarrollo de los niños en las áreas mencionadas en el punto anterior y, a través de la intervención diagnóstica, modificar el programa cuando sea necesario.

9. Proporcionar servicios de apoyo para facilitar la inclusión educativa y social de los niños en clases de educación ordinaria.

Fuente: Andrea Gueli. Terapista de lenguaje Lcda. En Fonoaudiología, trabaja en el Hospital San Juan de Dios y en Estudios 1305 en el Hospital de Clínicas Caracas.

Estos Principios de la Práctica Auditiva-Verbal han sido adaptados de los de Pollack (1970 -1985)

https://fonovenezuela.wixsite.com/website/lo-clinico

0
0
0
s2smodern