0
0
0
s2smodern

La Lcda. Andrea Gueli es una joven profesional en el campo de la fonoaudiología y la Terapia de Lenguaje que se desempeña como Audiólogo Clínico y Audioprotesista en el Hospital San Juan de Dios y en el Centro: “Estudios Auditivos 1305” en el Anexo del Hospital de Clínicas Caracas.

5

Con palabras cargadas de entusiasmo Andrea nos relata: “ Me dedico a realizar evaluaciones auditivas como la Audiometría Tonal y Vocal, con la finalidad de determinar la cantidad y calidad auditiva de mis pacientes, así como también analizar el beneficio que tienen con los auxiliares auditivos “Widex” ofreciendo el mejor equipo para la necesidad de cada paciente.

Desde siempre me ha gustado ayudar a las personas, y por eso supe que mi desarrollo profesional debía estar dirigido a ofrecer mi ayuda y mis conocimientos para el bienestar de los demás, es por esto que desde que comencé a cursar la materia de Audiología en la carrera de Terapia de Lenguaje, me enamoré totalmente de esta área. Me enamoré de la belleza de nuestro sistema auditivo y supe instantáneamente que debía dedicarme a este mundo. Y de allí, mi amor por hacer feliz a mis pacientes ayudándolos a escuchar.”

Andrea considera que imprime pasión a cada paciente que atiende y por ende a la calidad su trabajo, nos indica: “Siento que lo más importante al realizar cualquier trabajo es tener pasión por lo que haces, por eso pienso que esa pasión y amor que siento al atender a mis pacientes es lo que me impulsa a ser cada vez mejor, es por eso que particularmente me gusta mucho tratar a mis pacientes con respeto y sutileza, enfocándome en la meta que quiero lograr con cada uno, y no tratarlos por igual, pues definitivamente todos son diferentes. Es así como mis esfuerzos van dirigidos siempre a mantener una atención lo más personalizada posible. Invierto tiempo en mis pacientes explicándoles todo, y ofreciéndoles la mayor información posible, atendiendo a todas sus dudas. Mientras más explico más felices se van de la consulta. “

Lo que más satisfacción le produce al realizar la adaptación de audífonos es la felicidad de sus pacientes: “No hay nada mejor que ver esas sonrisas cuando les adapto sus auxiliares “Widex”, no hay comparación. Y por supuesto, la satisfacción de ayudarlos a mejorar su calidad de vida, ya sea el caso de un adulto mayor o de un niño, pues vivimos en un mundo de sonidos, y para mí, poder ser parte de su experiencia para escucharlos ofreciéndole una alternativa auditiva, es mi mejor recompensa”.

A los largo de su vida profesional Andrea nos indica que hay muchas historias que la han impactado y estimulan a seguir trabajando y mejorando su desempeño, pero hay una en especial que le dejó huellas y quiere compartirla: “Hace tiempo tuve la oportunidad de atender a una paciente sobreviviente de cáncer para ese momento, actualmente vuelve a luchar contra eso, y sigue recibiendo terapias de quimio y radioterapia. Nuevamente la vi, para su revisión y control audioprotésico y me dice: En estos momentos lo único que me mantiene contenta es que gracias a estos audífonos puedo escuchar, no me imagino estar pasando de nuevo todo esto sin poder oír nada… Comprendí, que debemos apreciar cada momento, y saber que he podido ayudarla de alguna manera a sobrellevar algo tan difícil; para mí no tiene precio. Ella me ha enseñado mucho, y yo la sigo ayudando a escuchar.”

Andrea Gueli nos cuenta que: “Cada adaptación es única, siempre recomiendo los auxiliares auditivos según las necesidades de cada paciente, sin embargo, suelo adaptar muchos auxiliares Fusion de cualquier tecnología, ya sea Unique, Daily, Evoke, etc., siento que es el formato de audífono más versátil y que mejor se puede adaptar para prácticamente todas las perdidas auditivas.”

En ese mismo orden de ideas, nos señala que los avances tecnológicos han hecho evolucionar auxiliares auditivos dándoles mayor nitidez y naturalidad al sonido, apartando el hecho de que mientras más evolucionan en tecnología ofrecen mayor facilidad de adaptación y uso para el paciente y desde el punto de vista como Audioprotesista, le permite monitorear cómo le gusta escuchar al paciente, así como poder realizar cada vez mejores ajustes finos.

Para finalizar la Lcda. Andrea Gueli quiere dirigirse a las personas hipoacusias y a los padres de niños con déficits auditivo:

“Sé que no es fácil perder uno de los sentidos más vitales, pero es aún más difícil renunciar por completo al sonido cuando todavía queda mucho por escuchar, siguen siendo ustedes, solo hay que darle a la vida un poco más de volumen, escuchar la vida, acudan inmediatamente al especialista y busquen alternativas que los problemas auditivos tienen solución”.

Y a los padres de niños hipoacúsicos les indica: “El rol de los padres dentro del desarrollo del niño es fundamental y más aún cuando se trata de un hijo con hipoacusia, ya que los padres, con ayuda y consejos de los profesionales son los que podrán apoyar a sus hijos reforzando todo lo aprendido, en la escuela, en la terapia, etc., y en lo posible tratarlos de forma normal, pues mediante la correcta estimulación y abordaje auditivo temprano, pueden tener las mismas capacidades de aprendizaje que un niño con audición normal, así que sin desesperos, eliminar los gestos y señas. Siempre digo que hay que cambiarse el chip, si el niño ya tiene sus auxiliares auditivos, todo su aprendizaje debe estar dirigido a desarrollar lenguaje mediante la audición porque con sus audífonos “Ya puede escuchar”. Es un trabajo arduo, pero vale la pena.”

0
0
0
s2smodern