0
0
0
s2smodern

El optimismo de Mery Lucía Escalona Villalobos contagia en el Instituto Auditivo Widex, sucursal Valencia, desde el 17 de septiembre de 2013, donde se desempeña como auditoprotesista.

1

Es egresada del Instituto Venezolano de la Audición y el Lenguaje, en el año 1991.

Encara el día a día cargada de optimismo, el cual considera su sello personal, Mery nos explica:” Aunque existan momentos difíciles que afrontar, si estás bien preparado tanto profesional como personalmente todo saldrá bien.”

Mery Lucia, nos cuenta, que en su trato con el paciente la sonrisa nunca le puede faltar. Le gusta invertir tiempo con cada paciente, y escuchar atentamente sus requerimientos para dar la atención más acertada a sus necesidades.

“Me enorgullece cuando un paciente se refiere a que todos en WIDEX siempre les atendemos con amabilidad.” acota Mery.

Con entusiasmo nos explica que le gusta apostar siempre por un clima armónico y de bienestar colectivo en la sede de trabajo, que el equipo Widex se caracteriza por el compañerismo y la calidad humana.

“El apoyo, solidaridad, hermandad y receptividad que me han brindado en WIDEX, en todos los aspectos, tanto personales como laborales, es inmenso, para mi es de gran valor, y junto a mis compañeros, hacemos que se mantenga un excelente clima en nuestra institución” indica Mery

Con su optimismo característico, nos cuenta que en 5 años, son muchas las anécdotas vividas, para ella cada paciente deja huella, sin embargo, recuerda dos en particular, que quiere compartir: “una señora de 50 años quien asistió a su adaptación acompañada de su hija y nieta de 2 años. La paciente se puso muy contenta de escuchar en general, pero al escuchar la voz de su nieta, en la sala de espera, preguntó: ¿Esa es mi nieta? Al responderle que sí, estalló en llanto, diciendo que en 2 años no había escuchado a su nieta y ahora la escucha hasta de lejos. Fue muy emotivo ver a la paciente abrazar a su nieta, pidiéndole que le hablara tan solo para escucharla.”

La otra historia que le resuena en su memoria, es la de una paciente negada a usar auxiliares auditivos quien asiste en compañía de su hija. La paciente lloraba porque su hija no permitía que paseara a sus nietas en carro, por ser muy riesgoso: “recuerda que tú no oyes ni la sirena de la ambulancia cuando andas en carro, no debes manejar así, mientras no uses auxiliares auditivos no podrás pasear a mis hijas,” afirmaba la hija. La paciente se adaptó y hoy son felices, especialmente las nietas que pueden pasear en carro con su abuela. La paciente agradece cada vez que viene a consulta, y se arrepiente de no haber aceptado antes el uso de auxiliares auditivos.

Para finalizar Mery quiere dejar un mensaje a las personas con deficiencia auditiva: “Las prótesis auditivas aportaran calidad de vida, permitiéndole escuchar a sus seres queridos, mantenerse activo e independiente, no deje pasar tiempo, las perdidas auditivas tienen solución que siempre escuchen al vida”.

0
0
0
s2smodern