0
0
0
s2smodern

La sordera tiene un efecto iceberg y afecta a unos 360 millones de personas en todo el mundo.

1

En la atención al adulto mayor, detectar e interactuar sobre las deficiencias sensoriales reviste una extraordinaria importancia para envejecer de la mejor manera posible, con respecto a la visión hay menos reticencias, pero con la audición un elevado porcentaje de pacientes pone objeciones diversas cuando requiere utilizar prótesis auditivas para mejorar su audición, por lo que en base a tan frecuente situación entre la población mayor y a las interrogantes del día a día estimamos estas razones.

10 razones de peso para oír mejor

1.-La hipoacusia, aunque tenga una evolución gradual y progresiva en el tiempo puede generar baja autoestima, trastornos del ánimo y depresión al privarnos de cosas que nos hacen disfrutar.

2.-Las intervenciones destinadas a prevenir, detectar y tratar la pérdida de audición pueden resultar muy beneficiosas para las personas afectadas y no se deben tener prejuicios para utilizar audífonos u otros dispositivos de ayuda, así como aceptar las medidas de apoyo educativo y social.

3.-No oír es un factor predisponente de aislamiento social y desconexión del entorno. Evita las necesarias reuniones sociales.

4.-El esfuerzo continuo por tratar de oír o al menos entender parcialmente lo que se está hablando a su alrededor puede generar frustración y llegar a ser extenuante.

5.- La hipoacusia está ligada a fallos en la memoria, falta de concentración y a una peor capacidad de aprendizaje.

6.-La pérdida de audición no tratada tiene un impacto sobre toda la sociedad con elevados costes y sobrecarga de cuidadores en dependencia del grado de pérdida auditiva.

7.-Su claro efecto adverso sobre el estado de alerta puede ser un factor favorecedor de accidentes y caídas.

8.-No oír puede desencadenar desequilibrios en las relaciones familiares y generar problemas en la convivencia.

9.-Un porcentaje importante de las personas que utilizan ayudas auditivas se arrepiente de no haber tomado antes la decisión de utilizarlas ante la mejoría evidente de la calidad de vida y de conexión con el medio.

10.- No oír nos priva de momentos agradables en el día a día, de disfrutar al escuchar las palabras de afecto y cariño, de la música que nos gusta y de estar plenamente conectados con el mundo de los oyentes, entre otras cosas.

René de Lemar.

www.canarias7.es

0
0
0
s2smodern