0
0
0
s2smodern

Las personas con deficiencia de hierro o anemia ferropénica tienen una tasa de pérdida de audición hasta dos veces mayor que las personas sin este desorden. Es la conclusión a la que ha llegado un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania en EE. UU.

Cuando los investigadores observaron los tipos de pérdida de audición, el riesgo general de pérdida de audición neurosensorial en personas con anemia ferropénica era un 82% mayor que para alguien sin esta afección sanguínea y el riesgo de una pérdida de audición mixta (una combinación de pérdida de audición neurosensorial y pérdida de audición conductiva) era del 240% mayor que en personas sin anemia ferropénica.

En cuanto a la razón por la que la anemia ferropénica está relacionada con la pérdida de audición, el especialista en oído, nariz y garganta Peter Steyger, del Centro de Investigación de la Audición de la Facultad de Ciencias y Salud de Oregón, afirmó que podría haber varios factores en juego, según  upi.com.

“Claramente se requiere hierro para el funcionamiento normal del sistema auditivo, como para otros muchos órganos, y tener muy poco puede producir anemia, es decir, la pérdida de hemoglobina en los glóbulos rojos que llevan oxígeno a los tejidos en el cuerpo. Una deficiencia de hierro también puede perturbar el funcionamiento de las células e incluso matarlas, lo que puede provocar pérdida de audición si ocurre en células pilosas en el oído interno."

La anemia es un descenso en el número de glóbulos rojos o en la cantidad de hemoglobina en la sangre.

El estudio

En el estudio los investigadores comprobaron la prevalencia de pérdida de audición en más de 300.000 adultos entre 2011 y 2015. Los adultos tenían entre 21 y 90 años, con una edad media de 50 años. El 56,6% eran mujeres, mientras que el 43,4% eran hombres.

El estudio se publicó en la revista JAMA Otolaryngology - Head & Neck Surgery.

 

0
0
0
s2smodern