0
0
0
s2smodern

Andreina Alejandra Hernández Quintero,  es  portadora de la primera sonrisa que vemos al llegar al Centro Auditivo Widex Maracaibo,  desde el año 2013.

Andreina,  es licenciada en Contaduría Pública,  ejerce como administradora y recepcionista en Widex Maracaibo.

Desde que ingresó a formar parte del equipo de profesionales del Centro Auditivo  Widex Maracaibo, se ha empeñado en brindar atención al público, orientar y hacer seguimiento a los pacientes, escuchando sus necesidades  con detenimiento para atenderlas.

Asegura que no sólo le gusta lo que hace,  sino que además,  lo disfruta muchísimo. “Me da la oportunidad de atender a los pacientes, darles la   atención de calidad que se merecen, así como,  interactuar y comunicarme con distintas personas que nos visitan,  para apoyarlos en resolver situaciones concernientes a nuestro plan de trabajo diario”.

Además,  promueve la cultura del buen trato, “asumiendo todos los días una actitud positiva,  durante el desempeño de mi jornada laboral, practicando valores como la tolerancia, un desempeño de calidad y comunicación efectiva,  para que el cliente y/o paciente regrese con la mayor  confianza”.

Andreina Hernández, asegura que su sello es la efectividad en el manejo de la inter-relación,  y calidad de servicio con los pacientes,  mediante una comunicación clara y efectiva.

“Agradezco infinitamente la satisfacción que recibo de los pacientes cuando salen de nuestras instalaciones,  después de haberles prestado un servicio. Me hace feliz sentir  la conexión que establece con nosotros,   con la adaptación de sus prótesis auditivas, además   el clima de trabajo en equipo que se respira en Centro Auditivo Widex Maracaibo, completa mi satisfacción”.

Expresó,  que tiene muchas anécdotas,  todas giran en relación a la felicidad de los padres,  al ver la madurez,  y rapidez con la que sus hijos,  se adaptan al uso de las prótesis auditivas.

Narró  la experiencia vivida con un paciente infantil,  quien tuvo que dejar sus audífonos,  mientras se les hacía mantenimiento,  el niño no quería irse de las instalaciones porque no los llevaba puestos. Esa situación llamó su atención al ver que los niños aman escuchar la vida y siente una fuerte e increíble conexión con sus audífonos.

Andreina refleja el sello de calidad Widex, en  Maracaibo,  ejerciendo con satisfacción y felicidad sus labores. Atendiendo a todos con una sonrisa y transmitiendo confianza, como bien dice: “En Widex estamos para servirle”.

 

0
0
0
s2smodern