0
0
0
s2smodern

 

Durante las vacaciones, el excesivo ruido en las reuniones, los viajes a la playa y los cambios de presión por los traslados de lugar, exponen nuestros oídos a sufrir infecciones y lesiones.



En estas fechas, nuestros oídos están más expuestos a posibles daños externos. Pasamos más tiempo al aire libre, hace calor y nos bañamos en playas, ríos y piscinas, lo que puede provocar infecciones en caso de que entre agua en nuestros oídos.

Protégete de la otitis

La entrada de agua en los oídos provoca que se vean expuestos a una humedad prolongada. Esto puede derivar en la aparición de la enfermedad comúnmente conocida como la otitis del bañista, una infección muy habitual en niños. Algunos de los síntomas más comunes son los picores y el enrojecimiento, el dolor de oídos, la sensación de taponamiento e incluso una cierta pérdida de audición.

Para evitar cualquier molestia, lo mejor es mantener los oídos secos tras el baño. El doctor en otorrinolaringología Juan Royo aconseja el uso de "preparados en spray que secan la humedad del conducto auditivo y no dejan que se acumule el cerumen".

Para que tus oídos te dejen disfrutar en vacaciones y tener una buena salud auditiva, te ofrecemos algunos sencillos consejos:

1. Mantén las orejas limpias y secas después de cada baño.

2. Prohibido el uso de hisopos. El estudio demuestra que los éstos son el método de limpieza más utilizado por la población, no obstante, se trata de un sistema muy peligroso, ya que puede provocar daños en el oído e incluso llegar a afectar a la audición.

3. Acude a piscinas y playas cuyas aguas no estén contaminadas. Este hecho puede causar otitis.

4. Se recomienda zambullirse poco a poco para evitar la entrada brusca de agua en el oído.

5. Utiliza protectores a medida como los tapones para evitar la entrada de agua y prevenir problemas auditivos.

6. Evita bucear a más de un metro de profundidad.

7. En los viajes de largo recorrido, mastica chicle o bosteza para evitar que los oídos se taponen por los cambios de presión.

8. Si viajas en avión, es conveniente descongestionar la nariz y beber mucha agua durante el vuelo.

9. Ten especial cuidado con el uso del aire acondicionado para evitar una otitis media.

10. Evita la exposición prolongada a ruidos fuertes y a corta distancia.

 

0
0
0
s2smodern