La Hipoacusia es Prevenible, Rescatable y Rehabilitable

Los Auxiliares auditivos son los pasos en la rehabilitación auditiva con el seguimiento de un equipo multidisiplinario que sustentará la pérdida de capacidades. El 50% de las Hipoacusias pueden evitarse a través de la prevención y abordaje precoz.

¿Se puede prevenir la Hipoacusia?
Sí, a través de:

  • Mejorar la atención prenatal y perinatal
  • Seguimiento familiar genético
  • Vacunar contra la Rubeola a las mujeres
  • Vacunación a los niños contra la Rubeola, Parotiditis, Sarampión y Meningitis
  • Evitar Ototóxicos
  • Diagnosticar y tratar Otitis silentes
  • Reducir exposición a ruidos intensos


¿Cuáles exámenes deben realizarse ante sospecha de Hipoacusia?
Recién nacidos y niños mayores de 2 años:

  • Emisiones otoacústicas
  • Potenciales evocados auditivos de tallo cerebral
  • Audiometría de campo libre

Niños mayores y adultos:

  • Auditometría tonal-vocal + timpanometría.

La Hipoacusia retrasa el desarrollo del lenguaje, capacidades cognitivas y rendimiento escolar conllevando al aislamiento social del niño.

¿Opciones de tratamiento?

  • Hipoacusia conductiva: Fármacos y/o cirugía.
  • Hipoacusia Neurosensorial profunda: Auxiliares auditivos y rehabilitación.

La detección precoz del déficit auditivo es determinante en el desarrollo de habilidades y sociabilización en niños y adultos. Los estudios demuestran que los primeros 6 meses de vida es un período crítico en el desarrollo del cerebro auditivo.

El acceso al sonido durante la infancia es muy importante para que los centros cerebrales auditivos se desarrollen completamente, es por ello que una hipoacusia no diagnosticada en la temprana infancia puede afectar permanentemente la habilidad del niño para escuchar y entender los sonidos y sus sutiles diferencias.

En el adulto hipoacúsico el aislamiento social y familiar disminuye su capacidad de discriminación auditiva y de procesamiento de información.

La Hipoacusia