Slide background

El oído es un órgano sofisticado, complicado y sumamente sensible que está compuesto por tres partes principales:

Oído Externo

El oído externo incluye la parte externa del oído, compuesta por cartílago, y el propio canal auditivo. El oído externo llega hasta el tímpano, que forma el límite entre el oído externo y el oído medio. El oído externo funciona como una especie de antena parabólica que recoge las ondas sonoras y dirige los movimientos al tímpano, que empieza a vibrar.

Oído Medio

El oído medio es un espacio lleno de líquido cuya presión del aire se ajusta mediante la trompa de eustaquio, que está conectada con la faringe. En el oído medio hay tres huesecillos: el martillo, el yunque y el estribo. Estos forman una especie de sistema de palanca que recoge los movimientos del tímpano y los dirige hasta el oído interno, también denominado cóclea. Además, en los huesecillos hay dos pequeños músculos fijados que se activan cuando llegan sonidos muy fuertes al oído. Es una especie de mecanismo de defensa que reduce la presión sonora cuando llega al oído medio.

Oído Interno

El oído interno es una estructura ósea llena de liquido que tiene la misma forma que un caracol. Aquí se encuentra el órgano de equilibro, que está compuesto por tres rampas llenas de líquido. La transición entre el oído medio y el oído interno se denomina ventana oval. La platina del estribo funciona como un émbolo, haciendo que se mueva el líquido del oído interno. En el caracol, hay aprox. 20.000 células ciliadas (’células sensoriales’) que son activadas por el movimiento ondular del líquido. Cuando se activan las células ciliadas, éstas envían impulsos al cerebro, el cual a su vez los interpreta como sonido. De este modo, el oído puede percibir las ondas sonoras de un modo increíble y transformarlas en movimientos en los huesecillos, convertirlas en movimientos ondulares en líquido, para acabar enviándolas en forma de impulsos nerviosos para que las pueda interpretar el cerebro. El cambio más mínimo en cualquier parte de este sistema altamente sofisticado puede resultar en una reducción de la audición.